Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos.Más informaciónAceptar

+34655313917

L-V 09:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00h. S de 9:00 a 13:00h.

Total: 0,00€
Volver

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

03/12/2018
¿Cómo elegir la almohada perfecta?
Sabemos que pasamos mucho tiempo durmiendo, aproximadamente la tercera parte de nuestras vidas, por lo tanto, resulta muy importante que sepamos elegir tanto la almohada como el colchón adecuados, así como las mantas o sábanas que se ajusten a nuestras necesidades.

En el presente artículo, te daremos algunas claves para elegir la almohada ideal para que descanses como es debido.

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

Tanto nuestra complexión física como la postura que adoptamos para dormir son dos temas que no debemos dejar de lado a la hora de elegir una almohada.

Nuestra columna vertebral debe quedar totalmente recta y alineada hasta la cadera.

Es muy importante dormir con almohada para que nuestros músculos se relajen y descansen.

Elige tu almohada en función del material

Te recomendamos que utilices algunos de los siguientes materiales:

Látex: este material nos aporta una mayor higiene y ventilación. Su tacto es agradable y suave y tiene una estructura interna verdaderamente cómoda para el descanso a base de células abiertas.

Fibra: material transpirable, fresco y cómodo. Este material hace posible absorber la humedad gracias a la circulación del aire. Es posible lavar este material, lo cual es perfecto para favorecer la higiene en el tiempo de descanso.

Visco elástica: las almohadas visco elásticas se adaptan perfectamente a la forma del cuello y la cabeza, además de ser termo sensible. Te proporciona un apoyo idóneo a la altura de la nuca y te permite relajar completamente las cervicales.

Elige tu almohada en función de la postura

Tenemos que tener en cuenta la posición en la que dormimos para elegir la almohada adecuada:

De lado: si eliges un material muy duro, estarás forzando mucho el cuello y por lo tanto harás que este quede levantado en exceso. Por el contrario, si el material es demasiado blando, el cuello tenderá a “caerse” y no estará alineado con la columna vertebral. Por lo tanto, te recomendamos una almohada intermedia si duermes de lado.

Boca abajo: si se da el caso de que duermes boca abajo, te recomendamos que la almohada elegida sea fina y blanda, ya que si eliges una demasiado dura encontrarás dificultades para respirar o por el contrario te apretará la garganta, resultando muy incómoda. En este caso, la almohada tiene que permitir a la cabeza estar alineada totalmente con el resto del cuerpo.

Boca arriba: en este caso la almohada deberá tener una firmeza y un grosor intermedios, ya que tanto las cervicales como la cabeza demandan un reposo sin problemas.

Sin lugar a duda, un descanso adecuado es totalmente necesario para nuestra salud, por ello, no debemos descuidar el material de nuestra almohada y tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene para nuestro correcto descanso diario.
Compartir